Tendencia gold: ¡Dorado y vencerás!

Invade salones, dormitorios y salas de estar, el dorado ha llegado para quedarse y dar un toque de calidez a todas las estancias de nuestro hogar. Hoy te descubrimos algunas claves para combinarlo y conseguir ese toque luminoso y coqueto que necesitas en tu nueva casa.

Añádelo en pequeños toques

Si no quieres arriesgar demasiado empieza por incorporarlo solamente en algunos detalles. Un lámpara, un cojín con estampado en esa tonalidad, o quizás un bonito cenicero. Eso hará que tus estancias luzcan con un brillo especial. Además, lo bueno de las tonalidades doradas o bronce, es que combinan de maravilla con colores neutros o lisos, y si te cansas siempre será más fácil cambiar los cojines o los ceniceros que un mueble o un papel pintado en la pared.

El aliado perfecto de los dormitorios

Es la estancia que más paz nos transmite porque aquí venimos a dormir y descansar. Los dormitorios son el lugar perfecto para una decoración acogedora con toques cálidos, como la que nos aporta el dorado. Incorpóralo en espejos con molduras originales o incluso en la ropa de cama, el resultado será una habitación que invite al descanso.

Blanco y dorado combinación ganadora

Es obvio que en decoración, como en cualquier disciplina que tenga que ver con el diseño, la combinación de colores es importantísima. Los colores tiene su propio lenguaje y hacen que cada tonalidad nos transmita sensaciones distintas. Lo mismo sucede cuando los juntamos, hay ciertas combinaciones que resultan ganadoras y aportan un extra de estilo a cualquier estancia. Una de ellas es el blanco y el dorado, juntos nos evocan limpieza, amplitud en los espacios y elegancia.

¿Qué te han parecido estos consejos para incorporar el dorado en el diseño de tu hogar? ¿Te animas con esta tonalidad?

 

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *